• MV. Pablo Erpel

Como preparar a tu perro para comer comida casera



Si aún no has leído mi post respecto a como manipular de manera segura alimentos frescos, por tu seguridad y la de tu familia te recomiendo partir por leerlo en este enlace


Para empezar a dar alimentos frescos a tu perro, lo primero es preparar su organismo, ya que si nunca ha comido alimentos de este forma, su flora intestinal no será capaz de digerir bien esta comida y podrá presentar un cuadro leve de vómito o diarrea. Entonces hay que empezar a adaptar su flora intestinal de a poquito.

Para preparar su organismo parte por darle cada día un pedazo pequeño de carne. Esta carne debe ser sellada en un sartén, sin aceite. Para esto calientas bien el sartén, y  dejas la carne máximo 30 segundos por cada lado, con esto dejamos la carne ligeramente cocida por fuera y cruda por dentro.


¿Que carne le puedes dar?


En general recomiendo dar carnes magras, con bajo contenido de grasa, ya que las grasas de la carne que se compra en el supermercado y carnicerías, es de animales alimentados principalmente con granos como el maíz, y esas grasas no solo son de mala calidad, sino que son nocivas para la salud de tu mascota, a diferencia de la grasa de animales criados comiendo pasto.

En otro post te hablaré más sobre este tema ya que es muy importante tanto para tu mascota como para ti. Si le das pechuga de pollo, siempre debe ser sin la piel por su altísimo contenido de grasa de mala calidad.

Las carnes que le des siempre deben estar frescas, recuerda que una carne descongelada que se sacó de su cadena de frío (básicamente del refrigerados para usarla), tiene una duración de 2 a 3 días dependiendo de la temperatura a la que se refrigere.


¿Por que sellar la carne?


Porque en el momento en que compras la carne y te vas a tu casa, esa carne pierde la cadena de frío, y en su superficie se genera una mayor proliferación bacteriana. Al sellar la carne reducimos considerablemente esta carga de microorganismos, lo que la hace más inocua para su consumo.

Por otra parte el sellado debe ser muy rápido para que la carne no pierda sus nutrientes. Cuando cocinas en exceso una carne, la proteína que contiene sufre un proceso que se llama desnaturalización, especialmente al ser hervida en agua. Este proceso causa que la proteína pierda digestibilidad, por lo que al comerla un perro, no puede digerirla bien, y parte de estas proteínas pasa sin digerir a los intestinos, donde genera inflamación.

En otras palabras, si le das 100 g. de carne sellada a tu perro, versus 100 g. de carne cocida al agua, defecará mucho más comiendo carne cocida, ya que no la podrá aprovechar bien. Además le podrá generar cuadros leves de vómitos o de diarrea.

Un perro que ya lleva un tiempo, de aproximadamente un mes de comer carne sellada, puede empezar a recibir carne con un sellado cada vez más superficial, para llegar a dar incluso carne cruda en caso de que la acepte y la tolere bien.


¡Ojo con el tamaño!


Después de sellar la carne, la debes cortar en pedazos pequeños y le das un par de pedacitos a tu perro cada día ¿Que tan pequeños deben ser los pedazos? Depende del tamaño de tu mascota, para perros de razas toy, de 3 a 5 kg de peso, los pedazos de carne no deben ser de más de 1 centímetro de diámetro, hay que mantener las proporciones en esto, piensa de que tamaño cortas tu la carne cuando te la comes.

Para perros más grandes nunca debe superar los 3 a 4 centímetros de diámetro cada pedazo de carne para evitar que se atore comiendo.


¿Por cuando tiempo?


Dentro de una a dos semanas su sistema digestivo estará mucho más preparado para comer alimentos frescos y se habrá comenzado a modificar su microbiota intestinal, dándole la capacidad de digerir de mejor manera estos nuevos alimentos. Por cuanto tiempo lo dirá tu perro, cuando sus fecas ya estén bien formadas puedes comenzar a darle un plato de comida 100% casera.

Si pasan más de dos semanas tu perro sigue con fecas blandas, es posible que haya alguna enfermedad subyacente y te recomiendo que lo chequees con tu médico veterinario.

En el próximo post te mostraré una receta básica de comida casera para perros. Anímate y empieza a darle comida casera a tu compañerito, con que lo hagas una vez a la semana siguiendo mis recetas ¡Generarás un tremendo impacto en su salud! Además te recomiendo revisar el post en este enlace en el que te enseño a incorporar calcio a la dieta de tu mascota, que es FUNDAMENTAL para su salud si vas a comenzar a darle alimentos frescos como hábito.

Puntos clave de este post

  • Para preparar a tu perro para comer alimentos frescos, dale pequeños pedazos de carne hasta que sus fecas salgan bien formadas.

  • La carne debe ser sellada para que sea inocua para su consumo

  • Si tu perro no se adapta a los alimentos frescos, es posible que tenga alguna patología crónica y te recomiendo que lo evalúe tu médico veterinario

¡Nos vemos en el próximo post!

Un abrazo,

CONTACTO

+56954179614

pablo@cocinaveterinaria.com